Indigestión.

El día de gracias es un invento yanqui

una patética forma de pedir perdón.

Como Raúl que desfiguró a su mujer
y hoy cae con flores y helado.

No voy a comer de tu pavo,
ni a decir gracias.

No voy a eximir con un pedazo de carne
tus violaciones.

No voy a sentarme en tu mesa
y sonreír.

No soy el Raúl 
de nadie. 


Comentarios